side-area-logo
TSUNAMI MEDITERRÁNEO

A menos de dos meses de conocer la lista de las ciudades nominadas para convertirse en Ciudad Capital del Diseño 2022 y justo un año después de que el Parlamento Europeo celebrase una mesa redonda en la que se expuso por primera vez El papel del diseño en la reindustrialización europea: el caso valenciano, las ambiciones de la ciudad mediterránea no han cambiado.

Muchos son los motivos que incentivan al Ayuntamiento de València en una alianza inédita junto con la Generalitat, la Feria València, La Marina, la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana, el Colegio de Diseñadores de Interior de la Comunitat Valenciana y al Colegio Territorial de Arquitectos de València, a defender la candidatura valenciana; el más importante de ellos, la tradición. La tradición por el diseño que vertebra los anales de esta comunidad. Y es que València ha sido, históricamente, una fuente de diseñadores comprometidos con la innovación en los ámbitos arquitectónicos, artísticos y urbanísticos.

La iniciativa valenciana, que cuenta con apoyos nacionales, internacionales e institucionales, ha podido disfrutar de un sostén sin precedentes que denota la solidez y validez de sus pretensiones. València aboga por la solidez de su historia a la hora de presentar su candidatura, el ahínco con el que hacen frente a un presente cargado de innovación, nuevos diseñadores y diseños, y a la fuerza de todos los proyectos que tendrán lugar en el futuro, serán una fuente de motivación para profesionales del diseño y continuarán escribiendo la historia viva de una profesión.

Es por ello que presentan una candidatura muy dirigida al sello diferenciador de la capital del Turia: el mar, y el carácter mediterráneo tan presente en su diseño y composiciones recurrentes.

Lo cierto es que Valencia ha recorrido un largo camino antes de presentar su candidatura como capital mundial del diseño y, a tan solo unos meses de que el comité de la World Design Organisation publique el listado definitivo de las ciudades admitidas a disputarse el puesto, el apoyo, tanto de organismos públicos como de empresas privadas, no podría ser mayor.

València vibra con la idea de poder explotar al máximo su alma diseñadora y sueña ya con la primera ola del que saben, será un tsunami dispuesto a revolucionar el panorama del diseño.

Pretendemos subrayar lo luminoso de nuestro mundo, lo temperado y equilibrado, la trabajada y equívoca simplicidad de aquello que se asienta, se sintetiza y cataliza por el paso del tiempo, la tradición, la cooperación de muchos y la selección natural del trabajo bien hecho. Pero, al mismo tiempo, el diseño mediterráneo permite la lectura, el uso y el deleite contemporáneo, reclama su capacidad de transgresión y sirve para la proyección hacia el futuro. Diseño por tanto para los sentidos, pero también para el cambio.
Pau Rausell

Lourdes Coll

Arquitecta y diseñadora de mobiliario. Con una gran sensibilidad hacia los espacios elegantes y singulares, Lourdes es una enamorada de los interiores sofisticados y siente debilidad por los detalles exclusivos y únicos.

Leave a reply