La colección Adela está inspirada en la serenidad. Con un diseño alegre y optimista, los muebles de esta colección representan el carácter fuerte, maduro, del que se sabe seguro de sí mismo. Adela no tiembla al pisar con sus tacones y adora la calma y la sencillez. Trabajadora, risueña, capaz de reunir a toda la familia en torno a una buena mesa. Sin duda, Adela es una colección moderna que echa la vista atrás y no pierde ni un atisbo de la belleza tradicional.

La colección Carlota es una apuesta firme por la actitud optimista y alegre ante las dificultades de la vida. Carlota es la juventud, tan versátil y multidisciplinar. No le teme a los contratiempos y cuida tanto su cuerpo como su alma. Es deportista, salvaje, espiritual… y no duda en escaparse los fines de semana a la montaña a respirar aire puro. Los muebles de la colección Carlota son aptos para todos los públicos y combinan diferentes colores y texturas sin miedo a la mezcla explosiva de diseño y originalidad. Carlota podría ser la amiga lunática, la hija responsable, la amante desvergonzada y la trabajadora incansable. Un valor en bruto.

Daniela es silencio. Daniela adora la sencillez de un buen libro, el olor a café recién hecho o cualquier canción de Diana Krall. La selección de muebles de la colección Daniela representan la sobriedad y elegancia de una mujer polivalente y atemporal, que está por encima de todas las modas. Daniela podría ser cualquier adulta inmersa en sí misma, conocedora de sus fortalezas y debilidades, que no teme manifestar sus necesidades. Daniela es bella por fuera y sigilosa por dentro: alberga un mundo interior soñador y cálido que solo unos pocos afortunados serán capaces de conocer.